iStock_000023158980_Medium

Periodontitis y parto prematuro

04/04/2016 Categoria: Embarazo / No hay comentarios

Algunos estudios señalan la periodontitis como posible causa del parto pretérmino. Aunque no es un hecho totalmente demostrado, existen argumentos para considerarla un factor de riesgo de nacimientos prematuros.

El embarazo conlleva una serie de cambios hormonales que influyen en la sensibilidad de las encías frente a microorganismos que forman el biofilm oral, lo que favorece la aparición de gingivitis o inflamación de las encías, cuyo agravamiento puede conllevar la aparición de periodontitis con la consiguiente destrucción de los tejidos blandos. 1

 Se han realizado numerosos estudios buscando una posible asociación entre los partos pre-término y la enfermedad periodontal durante el periodo gestacional y, aunque los resultados no son concluyentes, si existe una tendencia general a considerar que efectivamente existe una relación, por lo que dicha enfermedad es considerada un factor de riesgo. 2

De lo que no cabe duda es de que una correcta salud bucodental durante el embarazo ayuda a evitar complicaciones de enfermedades, como la periodontitis o la gingivitis, y reduce las posibilidades de un parto pre-término o el nacimiento de un bebé de bajo peso. 3

¿Por qué las enfermedades periodontales favorecen el parto prematuro?

Según explica la doctora Isabel Santa Cruz en el nº 15 de la edición española de la revista DENTAID Expertise, “en 1996 se publicó el primer estudio que relacionaba las enfermedades periodontales con el nacimiento de niños pretérmino y de bajo peso al nacer4. Desde entonces se han realizado numerosos estudios con resultados contradictorios, ya que en algunos se ha observado esta asociación y, por el contrario, en otros no ha podido ser confirmada.

Para comprender mejor cómo los patógenos periodontales pueden afectar al desarrollo del embarazo, es necesario conocer la fisiología de este: según el feto crece, el aumento de la necesidad de nutrientes, así como el conflicto de espacio, empiezan a ser críticos para la supervivencia de la madre y el feto, y en el líquido amniótico los niveles de citoquinas van aumentando hasta que se alcanza un nivel que induce la ruptura de las membranas y la contracción del músculo uterino. Así, el parto está controlado por señales inflamatorias, y el mecanismo que estimula el parto puede ser modificado por estímulos externos, como la infección y la inflamación. 5

Por otro lado, durante el embarazo, y debido al mayor nivel de hormonas, estrógenos y progesterona, se producen cambios en el periodonto, con una mayor vascularización y un aumento de la permeabilidad vascular en los tejidos gingivales. Las bacterias periodontales y/o sus componentes pueden entrar en la circulación sistémica, facilitada por los cambios que producen las hormonas en los tejidos, y llegar a la unidad fetoplacentaria, donde podrían colonizar y desarrollar una respuesta inflamatoria fetal contra estos patógenos, y la consiguiente liberación de citoquinas y mediadores de la inflamación, lo que puede desencadenar la ruptura prematura de las membranas y la contracción uterina”.

¿En qué punto del embarazo suele aparecer la gingivitis?

La gingivitis del embarazo o gingivitis gravídica puede causar dolor o sangrado y aparece a menudo durante el segundo mes del embarazo, alcanzando el punto máximo en el octavo mes. Generalmente mejora tras el parto, pero si la madre ya tenía problemas gingivales antes de quedar embarazada deberá tener en cuenta que su problema seguramente se agravará durante este periodo.6

Otras afecciones, como las caries, la erosión dental, la sequedad bucal (xerostomía), la hipersensibilidad dental o la halitosis, pueden ser comunes durante el periodo gestacional 7. Por ello es tan importante cuidar con especial atención la higiene bucal durante los meses de embarazo.

Las mujeres embarazadas deben someterse a una completa evaluación bucodental, incluyendo un examen periodontal en los primeros meses de gestación y de nuevo en las fases más avanzadas. Idealmente, la madre deberá cepillarse los dientes después de cada comida (es recomendable llevar siempre un cepillo en el bolso), y completar el cepillado con la limpieza de los espacios interdentales mediante la utilización de seda dental, cepillos interproximales y/o irrigadores bucales.

¿Has sufrido gingivitis durante tu embarazo? Nos gustaría conocer tu experiencia. ¡Deja tu comentario!

Fuentes:
1. Sanz M, Vallcorba N, Herrera JI, Alcaraz J, Zabalegui I. Patología gingival durante el embarazo. Toko-Gin. 1989;48:373-8

2. American Dental Association Council on Access, Prevention and Interprofessional Relations. Women’s Oral Health Issues. Oral Health Care Series. November 2006. Disponible en: http://www.ada.org/sections/professionalResources/pdfs/healthcare_womens.pdf (fecha de acceso: 6/7/2011)

3. New York State Department of Health. Oral Health Care during Pregnancy and Early Childhood. Practice Guidelines. August 2006 Disponible en http://www.health.ny.gov/publications/0824.pdf(fecha de acceso: 3/7/14).

4. Offenbacher S, Katz V, Fertik G, Collins J, Boyd D, Maynor G, McKaig R, Beck J. Periodontal infection as a possible risk factor for preterm low birth weight. J Periodontol 1996; 67: 1.103-1.113. 

5. Madianos PN, Bobetsis YA, Offenbacher S. Adverse pregnancy outcomes (APOs) and periodontal disease: pathogenic mechanisms. J Clin Periodontol 2013; 40 (Suppl. 14): S170-S180.

6. Amar S, Chung KM. Influence of hormonal variation on the periodontium in women. Periodontol 2000; 1994; 6: 79-87

7. La salud de la mujer pasa por las encías. SEPA nº3.


Comentarios