VITIS Blanqueadora

Desmontando los mitos de los productos blanqueadores

02/07/2017 Categoria: Blanqueamiento / No hay comentarios

No cabe duda de que unos dientes blancos y relucientes dan un aspecto más saludable y atractivo a cualquiera, pero el gusto por los procesos de blanqueamiento llega a convertirse en ocasiones en una obsesión conocida como “blancorexia” y algunos productos blanqueadores pueden resultar dañinos para la salud dental.

Esta obsesión lleva a los usuarios a utilizar todo tipo de métodos caseros y abusar de sustancias blanqueadoras sin supervisión profesional que ponen en riesgo la salud de los dientes. Si bien es cierto que algunos productos naturales blanquean, eso no significa que sean buenos para el esmalte:

Agua oxigenada, jugo de limón, bicarbonato y vinagre de manzana:

Unimos todos estos blanqueadores naturales en la misma sección porque todos ellos ¡son altamente abrasivos! Su uso daña el esmalte dental y, si se decide usarlos, no se debe abusar de ellos y deben aplicarse máximo una vez a la semana.

Cáscara de plátano:

Es cierto que la cáscara de plátano es fuente de nutrientes como el potasio, el magnesio y el manganeso, pero no está demostrado que estos sean absorbidos por los dientes y los blanquee

Aceite de coco:

Existen estudios que indican que el aceite de coco tiene poder antimicrobiano y muchas propiedades como agente fungicida, pero no que sea blanquean. 

Dado que los remedios naturales no son la panacea, te recomendamos acudir a la ayuda de las pastas, ¡pero ojo! deberás informarte bien antes de comprar… 

Existe gran oferta de pastas blanqueadoras pero algunas tienen efecto abrasivo y dañan el esmalte dental, por lo que no son recomendadas para uso diario. La pasta VITIS Blanqueadora, sin embargo, tiene un bajo nivel de abrasividad, por lo que no afecta al esmalte. Y, a diferencia de otras blanqueadoras, si es recomendada para uso diario y cumple con todas las funciones de cuidado que tus dientes necesitan gracias a sus cinco acciones:

  • Acción antimanchas: Contiene polivinilpirrolidona que elimina las manchas de la superficie del esmalte dental y previene su formación.
  • Acción antisarro: Contiene una combinación de tres fosfatos que actúan secuestrando los iones metálicos imprescindibles para que la placa bacteriana cristalice y se forme el sarro.
  • Acción abrillantadora: Contiene perlita que pule y alisa el esmalte dental sin dañarlo, proporcionando así una superficie más lisa y brillante. 
  • Acción anticaries: Contiene monofluorofosfatosódico que protege y remineraliza el esmalte y previene la aparición de caries (1.450 ppm de ión flúor).
  • Acción reparadora y blanqueadora: Aporta nanopartículas de hidroxiapatita que interactúan con la hidroxiapatita natural del diente y se integra uniformemente reparando las imperfecciones del esmalte y proporcionando una superficie más lisa y brillante.

Finalmente, la decisión está en tus manos. Pero si realmente te importa el blanco de tus dientes, puedes prevenir las manchas cuidando tu alimentación y, sobre todo, teniendo una buena higiene bucal sin olvidar los espacios interproximales.

Recuerda que los alimentos que más manchan el esmalte son el chocolate negro, la salsa de tomate, la betarraga, los arándanos y la salsa de soja. Respecto a las bebidas, mantente alejado del café, el vino tinto, el té y los refrescos de cola.

¡Y del tabaco ni hablamos!

 Si te interesó este artículo quizá quieras leer: Cómo conseguir unos dientes blancos ¿Cómo blanquear los dientes sin dañar el esmalte? 

 


Comentarios